La multinacional japonesa Denso, fabricante de equipos de alta tecnología para automoción, ha adjudicado su nuevo inspection center a Vesta. El desarrollo de esta obra, se debe llevar a cabo con las máximas exigencias tanto en calidad de acabados, como con el máximo control de los procesos de obra, con el fin de no interferir en la actividad propia de la fábrica.

La tipolgía de producto que se desarrolla en Denso, obliga a una tolerancia de particulas de polvo de menos de 500 micras, debiendose extremar los protocolos de limpieza en obra.